91 557 68 46 91 557 68 46

     

Arrendatario

Abogados expertos en alquiler

Alquiler viviendaEl arrendamiento o más conocido como alquiler, supone, en muchas ocasiones, una fuente de problemas tanto para el arrendador como para el arrendatario, que suele empezar con el contrato de alquiler.

En Abogados CEA ponemos a tu disposición un servicio de ayuda legal 24h, para que obtengas un asesoramiento inmediato ante cualquier problema con el alquiler de un piso o el alquiler de un local y, además:

  • Redactamos y revisamos contrato de arrendamiento de viviendas y contrato de alquiler de local comercial.

  • Realizamos estudio viabilidad en caso de desahucio.

  • Asesoramos sobre los derechos y obligaciones de las partes en base a la ley de arrendamientos urbanos.

  • Informamos sobre las actualizaciones de la renta, duración del alquiler y obligaciones de depósito de fianza.

  • Cómo rescindir un contrato de alquiler.

  • Preparamos los requerimientos precisos al inquilino.

  • Información legal sobre al impago del alquiler de viviendas.

  • Realizamos por ti, todas las reclamaciones y denuncias que sean necesarias agotando la vía extrajudicial.

Y todo, por sólo 69 € /pago único anual

Cuenta con los mejores asesores y abogados en arrendamientos urbanos.

Los arrendatarios obligados a pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales por su alquiler

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

Si eres inquilino o arrendatario, pronto vas a tener noticias de Hacienda: Te cobrarán el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales - ITP.Este pago se exige en la compra de inmuebles, y suponemos que al haber menos transacciones y aumentar el número de contratos de arrendamiento, Hacienda pretende cubrir la falta de ingresos por la reducción de compraventas exigiendo dicho impuesto a los arrendamientos, en base a que el inquilino adquiere el derecho a usar el inmueble a cambio de un precio.

Obras en la vivienda alquilada

Obras vivienda alquilada

Cuando dos personas han decidido vincularse a través de un contrato de arrendamiento, por muy diligentes y precavidos que se hayan propuesto ser en el momento de la redacción y firma del contrato, en frecuente que no tengan en cuenta cuestiones que pueden ser fuente de disputas y litigios con posterioridad.